Cochinillo al horno con ramas de laurel para chuparse los dedos
19 de enero de 2023

Cochinillo al horno con ramas de laurel para chuparse los dedos

Como sabemos, el cochinillo segoviano se puede preparar de mil maneras y siempre va a quedar delicioso. Lo más importante es contar con un cochinillo de la máxima calidad y con denominación de origen segoviana. Es la manera de garantizar un sabor único y una carne tierna y jugosa.

En este post te vamos a enseñar cómo preparar un cochinillo al horno con ramas de laurel que estamos seguros te va a encantar. Un plato ideal para sorprender a tus invitados o para celebrar un evento importante con la familia o los amigos.

Receta de cochinillo al horno con ramas de laurel

Cuando vamos a hacer cochinillo al horno, nuestro principal objetivo debe ser conseguir el equilibrio perfecto entre la textura crujiente del exterior y la carne tierna y sabrosa del interior. Para ello es importante controlar bien los tiempos y la temperatura del horno. Si se hace bien, el resultado no puede ser otro que el de chuparse los dedos.

En algunos lugares fuera de España se tiende a macerar, adobar y rellenar el cochinillo con una amplia variedad de hierbas aromáticas y frutas picantes; sin embargo, en España, y más concretamente en Castilla y León y Segovia, se limita a disponer de una materia prima de la máxima calidad y acompañarla de agua, sal y unos ligeros toques de aroma y sabor.

Antes de empezar, debes saber que el cochinillo lechal es una de las más delicadas carnes, ideal para introducirlo en el horno entero, aunque eso sí, no debe superar las tres semanas de vida y que tenga un peso de entre 4 y 4 kilos y medio. La cantidad de carne para cada comensal varía entre los 225 y los 350 gramos con hueso y entre 150 y 200 gramos sin hueso.

Para conseguir un asado uniforme en toda la pieza, hay que aplicar una temperatura baja. La elección de la fuente donde vamos a asar el cochinillo no debe ser demasiado grande para que la grasa no se chamusque. Debe tener las medidas justas para que el cochinillo quepa sin problemas. 

Por otro lado, si el cochinillo se coloca sobre la rejilla del horno, se obtiene una carne más tierna y jugosa que si lo dejamos reposar directamente sobre el líquido. Si seguimos a rajatabla el estilo castellano de preparación del cochinillo, podemos sustituir la rejilla del horno por ramas secas de laurel sin hojas. Este aderezo le aporta un aroma y sabor inconfundible al plato.

Ingredientes

Estos son los ingredientes que vas a necesitar:

  • Un cochinillo de entre 4 y 4,5 kilos.
  • 200 gramos de manteca de cerdo.
  • Sal gruesa.
  • Agua.
  • Aceite de oliva virgen extra.
  • Pimentón.
  • Tomillo.
  • Orégano.
  • 4 dientes de ajo.
  • 1 cebolla.
  • Tomates cherry.
  • Lechuga.
  • Patatas.

Preparación del cochinillo al horno con ramas de laurel

Receta de cochinillo al horno con ramas de laurel

Vamos a ver los pasos que hay que seguir para esta manera de preparar el cochinillo:

Paso 1

Primero hay que lavar y secar bien el tostón por dentro y por fuera. Lo abrimos desde la cabeza hasta el rabo por la columna vertebral. 

Paso 2

En un recipiente de cerámica apta para el horno ponemos unas ramas de laurel. Si no tenemos ramas, podemos colocar hojas de laurel secas en la rejilla del horno.

Paso 3

Envolvemos las orejas y el rabo del cochinillo con papel de aluminio para evitar que se quemen en el horno. Picamos los dientes de ajo, echamos un poco de sal y le añadimos manteca de cerdo, orégano y tomillo. Lo mezclamos bien y untamos todo el cochinillo con esta mezcla, por fuera y por dentro. Dejamos un poco de esta salsa para utilizarla más tarde. 

Paso 4

Colocamos el cochinillo en la fuente de cerámica con la piel hacia abajo. Vertemos medio litro de agua sobre las ramas de laurel frescas sin hojas. Precalentamos el horno a 170º C unos minutos. Introducimos la bandeja con el cochinillo una vez que el horno está caliente y lo dejamos que se ase durante una hora.

Paso 5

Después de una hora en el horno damos la vuelta al cochinillo. Una vez con la piel hacia arriba le untamos con la mezcla anterior que nos ha quedado. Le añadimos un poco más de agua porque se habrá evaporado la mayor parte. Añadimos las patatas cortadas muy finas y volvemos a introducir el cochinillo en el horno aproximadamente una hora y media más. 

Paso 6

Es muy importante estar atentos en la última media hora de asado para evitar un exceso de temperatura. Cuando comprobemos que la piel del cochinillo está dorada y crujiente, sabremos que el plato está en su punto. El jugo que se ha quedado en la bandeja se sirve caliente en una salsera aparte. Lo puedes acompañar con patatas asadas y una ensalada de lechuga, cebolla dulce y tomates cherries.
Si quieres un cochinillo segoviano de la máxima calidad, visita nuestra tienda online. Allí encontrarás cochinillos enteros, medios o cuartos, frescos o preasados. Estos últimos tan solo necesitan 30 minutos en el horno para terminar de asarse y servir en su punto. Contacta con nosotros para cualquier duda o consulta. Estamos a tu disposición.

También te puede interesar...

Cordero lechal al horno estilo Aranda: paso a paso
25 de enero de 2023
Cordero lechal al horno estilo Aranda: paso a paso
El cordero lechal churro es la raza de cordero lechal alimentado por su...
Leer más
Cochinillo al horno con ramas de laurel para chuparse los dedos
19 de enero de 2023
Cochinillo al horno con ramas de laurel para chuparse los dedos
Como sabemos, el cochinillo segoviano se puede preparar de mil maneras y siempre...
Leer más
22 de diciembre de 2022
Cochinillo guisado como si fuera de la abuela
El cochinillo de Segovia va a ser uno de los platos estrellas estas...
Leer más