fbpx
Receta de cochinillo deshuesado a baja temperatura

Cochinillo deshuesado a baja temperatura: el truco que nunca falla

Como sabéis, el cochinillo se puede degustar de muchas maneras, ya que es un manjar que no importa cómo se cocine porque si es de buena calidad, los comensales terminarán por chuparse los dedos. 

El cochinillo deshuesado quizá es una de las maneras menos conocidas de degustarlo y en este post os vamos a explicar cómo hacerlo para que conozcáis otra receta más y así podáis elegir la que más os guste para disfrutar de este exquisito manjar.

Como siempre decimos, si tenéis la suerte de disponer de materia prima de calidad, da igual la receta que elijáis porque el resultado final siempre va a ser delicioso. En nuestra web podéis comprar cochinillo segoviano con denominación de origen para que comprobéis por vosotros mismos la diferencia con otros cochinillos normales que podéis encontrar en el mercado.

Receta de cochinillo deshuesado 

Esta es una receta muy sencilla para hacer el cochinillo a baja temperatura. Ésta es la única salvedad que debéis tener en cuenta, ya que es el secreto para que el cochinillo tenga un sabor diferente y único. La receta que vamos a ver está pensada para 4 personas, por tanto necesitaréis medio cochinillo deshuesado, con un peso aproximado de entre 2 y 2,5 kg.

Preparación 

Primer paso: el primer paso es envolver el cochinillo en papel de aluminio y nuestro consejo es que no le añadáis ningún tipo de aditivo, es decir, sin sal, pimienta, hierbas aromáticas o cualquier otro tipo de aderezo. Es importante no escatimar en el envoltorio para que los jugos que suelte durante la cocción no se salgan.

Si quieres, puedes incorporar dos dientes de ajo y una ramita de romero para potenciar el sabor, aunque, como decimos, no es necesario.

Segundo paso: introducimos en el horno el cochinillo envuelto en papel de aluminio a 75º, si es posible con la opción “Aire”. El cochinillo deshuesado a baja temperatura necesita mucho más tiempo de cocción, por eso hay que dejarlo unas 14 horas. 

Esta es la gran diferencia con otras formas de preparar el cochinillo. Durante el tiempo que esté en el horno os podéis despreocupar de él. Una opción es ponerlo a medianoche y así al día siguiente en pocas horas estará hecho. Si se os olvida sacarlo a las 14 horas no pasa absolutamente nada. El cochinillo no se va a pasar.

Tercer paso: una vez transcurrido el tiempo, se saca el cochinillo del horno y se quita con cuidado el papel de aluminio. Después, se recogen los jugos que ha soltado en un recipiente y se coloca el cochinillo con la piel hacia arriba en la bandeja del horno. Aunque el aspecto que veáis del animal quizá no sea el más adecuado, no hay que asustarse. Es normal. En el siguiente paso ya veréis cómo es muy diferente.

Cuarto paso: ahora hay que subir el horno hasta los 220º. En el recipiente donde tenemos los jugos echamos una cucharada de sal y, según tus preferencias, puedes incluir brandy, cava, vino blanco o solo un poco de agua. Mezclamos bien y lo ponemos a calentar fuera del horno. 

Quinto paso: después, introducimos el cochinillo en el horno con la temperatura que hemos indicado (220º). A los 5 minutos, abrimos el horno y echamos por encima del cochinillo el contenido de la salsa que hemos hecho previamente. Volvemos a cerrar y dejamos que se cueza durante 10 minutos más. En este paso sí que debes estar muy atento al tiempo para evitar que se queme.

Sexto paso: una vez transcurrido el tiempo, sacamos el cochinillo del horno y comprobaréis que su aspecto ha cambiado bastante. Ahora seguro que tiene la corteza tostada y crujiente y, cuando lo probéis, la carne será deliciosa, como si lo hubiera hecho el mejor maestro en asar cochinillos de Segovia. Esta receta también podéis probarla con el cordero y cabrito.

Como veis, la preparación es muy sencilla. Quizá el único inconveniente que algunas personas pueden tener es el de dejar tantas horas el cochinillo en el horno, ya que quizá pueda olvidarse apagarlo. Para evitar esa contingencia os vamos a hacer una recomendación muy sencilla. Tomad nota.

Solo tenéis que visitar nuestra tienda online y elegir el cochinillo que más os guste. Os lo servimos en vuestra casa y solo tenéis que terminar de asarlo en el horno durante 30 minutos. Así os olvidáis de todo y solo tenéis que preparar la  ensalada. No me digáis que es un mal plan…

Para cualquier duda o consulta no tenéis más que llamarnos o contactar con nosotros y os atenderemos como os merecéis. ¡Que aproveche el cochinillo de Segovia!

0

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de cookies.