Cordero lechal al horno estilo Aranda: paso a paso
25 de enero de 2023

Cordero lechal al horno estilo Aranda: paso a paso

El cordero lechal churro es la raza de cordero lechal alimentado por su madre solo con leche materna. A los 25 días de vida aproximadamente, cuando el cordero alcanza los 10 o 12 kg, se sacrifica y ofrece una carne tierna y sabrosa. La raza churra es la que se emplea para el famoso lechazo asado castellano y la que se utiliza para el cordero lechal al estilo Aranda.

Quédate con nosotros si quieres preparar esta famosa receta castellana. Un auténtico acierto si tienes invitados en casa o para celebrar cualquier acontecimiento importante en tu casa.

Receta de cordero asado al estilo Aranda

La primera recomendación para hacer cordero asado es contar con una materia prima de la máxima calidad. El cordero lechal de la raza churra siempre es el preferido por los grandes chefs y expertos en corderos, ya que sus características son únicas y proporcionan un sabor y una textura de la carne difícilmente igualable.

El cordero lechal al estilo Aranda recibe este nombre por la localidad de Aranda de Duero, en la provincia de Burgos. Una de las provincias de España, junto a Segovia, donde puedes degustar el mejor cordero lechal al horno. Como ya os hemos dicho otras veces, lo ideal es hacerlo en horno de leña, aunque somos conscientes de la dificultad de disponer de uno en casa. 

De ahí que la mayoría utilizará un horno eléctrico de los que habitualmente tenemos en casa. En un horno de este tipo también nos puede quedar el cordero delicioso, tan solo tienes que aprender algunos trucos que seguro te van a venir genial para el cordero o cualquier otro plato al horno.

Ingredientes que vas a necesitar

El tiempo de elaboración estimado es de 90 minutos, aunque todo dependerá del tipo de horno y las piezas de cordero que vas a asar. Estos son los ingredientes:

  • ¼ de cordero lechal churro con denominación de origen segoviana.
  • Grasa de cordero o de cerdo que te proporcione tu carnicero de confianza o también la puedes elaborar.
  • Ajo.
  • Laurel.
  • Sal.
  • Agua.

Preparación

Paso 1: lavamos el cordero y, una vez seca la pieza, la colocamos en una bandeja de barro especial para el horno. Este es un punto importante, ya que, lo que queremos es asar el cordero, no cocerlo, por eso colocamos un soporte y, de esta forma, la carne no entra en contacto con el caldo. El cordero debe estar hidratado para que la carne esté mucho más tierna y jugosa.

Paso 2: si quieres elaborar la grasa de cordero puedes hacerlo de este modo: colocamos en un cazo los trozos del cordero de alrededor de los riñones a fuego medio. Esto lo hacemos para que suelte la grasa a medida que se calienta. Una vez que hemos obtenido la grasa necesaria lo retiramos antes de que se lleguen a freír los trozos. Colamos la grasa obtenida para quitar todas las impurezas y lo dejamos enfriar.

Paso 3: untamos con grasa el cordero por ambos lados y le echamos sal por todo el cuerpo. Aplastamos los dientes de ajo y los añadimos a la bandeja junto a las hojas de laurel, un vaso y medio de agua y un poco de sal. Precalentamos el horno durante 20 minutos y después, introducimos el cordero en el horno a una temperatura de 180º C, con calor arriba y abajo. Si disponemos de ventilador en el horno, lo conectamos.

Paso 4: a los 15 minutos de haber introducido el cordero en el horno le damos la vuelta. Repetimos la operación cuatro veces, de tal forma que el cordero reciba calor por ambos lados de manera homogénea. 

Paso 5: cada vez que le damos la vuelta al cordero, lo mojamos con agua y con la grasa que hemos apartado previamente. Para saber si el cordero ya está asado, debemos comprobar que ambos lados estén bien dorados y eso dependerá del tipo de pieza. Hay piezas que necesitan más tiempo en el horno que otras, de ahí que deberemos adaptar los tiempos según las necesidades del asado.

Paso 6: una vez que tenemos el cordero asado por ambos lados, tenemos que darle el toque final, que es conseguir dorar la parte superficial. Para ello, subimos la temperatura del horno a 240º C y lo dejamos 3 o 4 minutos por cada lado. De esta forma, lograremos ese toque crujiente de la carne tan característico del cordero.

Paso 7: sacamos el cordero del horno y lo dejamos reposar 5 minutos. Luego lo cortamos en varias raciones y lo servimos con la salsa que más nos guste. ¡Y ya está, listo para comer!

Como veis, la receta es muy sencilla. Lo que la distinguirá de otra es disponer de un lechal churro de calidad como los que puedes encontrar en nuestra tienda online. Puedes optar por un cordero fresco o preasado. Este último solo necesita 30 minutos en el horno y ya está listo para servir. Puedes elegir entre cordero entero, la mitad o un cuarto. Contacta con nosotros para cualquier duda o consulta.

También te puede interesar...

cochinillo segoviano en barbacoa
21 de agosto de 2023
Cochinillo asado en barbacoa de gas: suave y crujiente
El cochinillo asado en barbacoa despierta un entusiasmo especial entre los amantes de...
Leer más
asadurilla de cordero
4 de agosto de 2023
Receta de asadurilla de cordero en salsa de la abuela
La asadurilla de cordero es un plato típico de la cocina cordobesa y...
Leer más
Hamburguesa de cochinillo con tomate y cebolla confitada
19 de julio de 2023
Hamburguesa de cochinillo con tomate y cebolla confitada
Si eres amante de la buena comida y te encanta experimentar con sabores...
Leer más