31 de enero de 2022

Cordero lechal preasado: claves para chuparte los dedos

El cordero lechal churro, autóctono de la comunidad de Castilla y León y de la provincia de Segovia, es una verdadera delicia pero hay que saber prepararlo y conocer todos los secretos de la cocina segoviana para encontrar el punto perfecto y que los comensales terminen satisfechos.

En este post te vamos a dar las claves para que prepares un cordero lechal al horno y tus invitados se chupen los dedos. Es muy fácil y pronto te convertirás en un experto del cordero lechal, tanto si lo compras fresco como si es un cordero lechal preasado.

Cordero lechal al horno: conoce todos los secretos

En realidad, para que el cordero lechal asado salga perfecto solo hay que seguir los pasos de la cocina tradicional segoviana. Vamos a verlos:

Seleccionar el mejor lechazo de la provincia de Segovia

En realidad, el único secreto del cordero asado es que se debe asar sólo con agua y sal, por tanto, la materia prima es lo más importante si queremos un resultado excelente. El lechazo por supuesto debe ser de granja y preferiblemente criado en los campos de Segovia.

Si, además dispone de la denominación de origen “lechazo de Castilla” muchísimo mejor, pero lo importante es que sea un verdadero cordero lechal, es decir, como su nombre indica que su único alimento haya sido la leche materna y se haya sacrificado entre los 25 y los 30 días de vida.

En cuanto a las raciones ideales por persona, recomendamos servir un cuarto de cordero para dos personas y medio cordero para seis.

Lavar bien el cordero

El cordero hay que lavarlo con agua tibia para eliminar las asperezas de la piel y oxigenarla. No olvidemos que la piel del cordero también se come y debe estar perfectamente limpia. Con unos minutos que se sumerja el cordero en el agua es suficiente, luego se limpia bien y se deja secar antes de comenzar el asado.

Comienza el asado del cordero

Antes de introducir el cordero en el horno se vierte agua en la bandeja donde se va a asar (lo mejor es que sea de barro), después de coloca el cordero encima con la piel hacia abajo pero sin entrar en contacto con el agua, para ello se coloca un soporte con el objetivo de elevarlo de la fuente. El agua debe aportar humedad al horno pero nunca entrar en contacto con el animal, ya que si eso ocurre el cordero terminaría cocido en vez de asado.

Cuándo dar la vuelta al cordero en el horno

Una vez que el cordero está en el horno debemos darle la vuelta después de dos horas, de esta forma quedará crujiente por los dos lados, pero hay que hacerlo en el orden correcto. En primer lugar, se coloca el cordero boca arriba y con la piel hacia abajo, se echa sal y se coloca en el horno durante dos horas a unos 160º.

Después de las dos horas se da la vuelta y se unta con un pincel en el jugo que ha desprendido durante el asado. Se echa algo más de sal y se vuelve a meter en el horno durante 45 minutos más y ya estaría listo para servir.

Controlar la temperatura

Lo ideal es asar el cordero en un horno de leña, ya que la temperatura es constante de principio a fin. Sin embargo, como no todo el mundo tiene un horno de leña, hay trucos para conseguir el mismo efecto en un horno eléctrico. Consiste en calentar el horno al máximo antes de introducir el cordero y, una vez dentro, se baja la temperatura a 160º. De esta forma el cordero quedará crujiente y en su punto.

Los tiempos varían dependiendo de la temperatura del horno. Hasta la primera vuelta del cordero pueden pasar entre una hora y media y dos horas y, una vez dado la vuelta y untado en su jugo, la segunda fase podría durar entre media hora o 45 minutos. Con la práctica aprenderás el punto óptimo en el que debe servirse el cordero.

Acompañamiento del cordero

Lo que siempre ha acompañado al cordero asado es una ensalada de lo más sencilla: lechuga, cebolla y tomate. Lo más recomendable es un acompañamiento fresco para que contraste con el calor que desprende el cordero. Aunque también hay gente que le gusta acompañarlo de patatas fritas o verduras. En cuanto al vino, lo más recomendable es un tinto Ribera del Duero.

En El Cochinillo Segoviano S.L. disponemos del mejor cordero lechal fresco y preasado para degustar en tu casa con la receta tradicional. Es importante saber que nuestro cordero lechal preasado necesita solo 15 o 20 minutos al horno para que se termine de hacer, por lo tanto no se introduce en el horno solo para calentarlo, sino para que llegue al punto perfecto de asado. Contacta con nosotros y descubre todo nuestro catálogo de cordero y cochinillo asado de Segovia.

También te puede interesar...

Cómo dejar crujiente la piel del cochinillo
28 de noviembre de 2022
Cómo dejar crujiente la piel del cochinillo
Aunque todavía no ha llegado oficialmente el invierno, las temperaturas han bajado mucho...
Leer más
Receta de cochinillo confitado para estas Navidades
23 de noviembre de 2022
Receta de cochinillo confitado para estas Navidades
Las Navidades están a la vuelta de la esquina y con ellas las...
Leer más
18 de octubre de 2022
Prepara este costillar de cochinillo al horno y sorprende a tus invitados
Un buen costillar de cochinillo al horno es uno de los manjares más...
Leer más