fbpx
Recetas San Valentín

Sorprende con un cochinillo preasado en San Valentín

El día de San Valentín es el día de los enamorados y el mejor momento para sorprender a la persona que más quieres con una comida o una cena suculenta y sabrosa. Nosotros proponemos un cochinillo de Segovia con una receta diferente que se salga de lo habitual, algo que realmente no hayáis probado nunca.

En este post te ofrecemos algunas ideas para sorprender a tu pareja por San Valentín con un cochinillo preasado, o fresco, preparado de una manera creativa, con ingredientes diferentes y, sobre todo, elaborado con mucho amor. Estamos seguros de que lo disfrutaréis el doble.

Recetas de cochinillo al horno en San Valentín

Si a los dos os gusta el picante os proponemos una receta muy especial para degustar el cochinillo, en este caso con salsa picante de mandarinas. Utilizaremos las patas traseras de un cochinillo fresco. Echamos sal por encima y las untamos con nuez de manteca de cerdo. Después lo colocamos en la fuente que vamos a utilizar para asar en el horno con la piel hacia arriba.

La temperatura la fijamos en 160ºC y, para que haya humedad en el interior, puedes activar la función vapor del horno, o si no dispones de ella puedes colocar una taza  con agua junto al cochinillo, o de vez en cuando, también puedes pulverizar en el interior con un spray.

Después de una hora hay que darle la vuelta al cochinillo y dejarlo en el horno otra media hora, pero esta vez subimos la temperatura hasta los 190ºC para dorar la piel y que quede muy crujiente.

Ahora llega el momento de elaborar la salsa de mandarinas picante que sin duda sorprenderá a tu pareja. Si prefieres naranja también lo puedes hacer sin problema. Hay que extraer el zumo de mandarina o naranja y dejarlo hervir en un cazo. Se añade azúcar y parte del jugo que ha generado el cochinillo durante la cocción en el horno. Después echamos una guindilla pequeña para darle ese toque picante tan especial. La guindilla la retiraremos más tarde.

Dejamos cocer toda la mezcla diez minutos hasta que quede más espesa. Una vez que el cochinillo está listo vertemos parte de la salsa de mandarina por encima y otra parte la dejamos en una salsera para servir al gusto. Estamos seguros de que esta receta no dejará indiferente a la otra persona.

Cochinillo asado el whisky

Antes de nada, si no te gusta el whisky puedes utilizar otros licores como el brandy, vermouth o también vino blanco. En esta ocasión dejaremos precalentar el horno unos 20 minutos a 220ºC. Colocamos el cochinillo fresco sobre una fuente y echamos sal y pimienta negra molida. Picamos dos cebollas y dos cabezas de ajos enteros y lo repartimos por la fuente. Luego lo regamos bien con aceite de oliva virgen extra. Introducimos el cochinillo en el horno durante una hora y bajamos la temperatura a unos 180ºC.

Después de una hora le damos la vuelta y distribuimos 6 cucharadas de salsa de tomate casero por ambos lados. Aquí es donde añadimos el whisky o el licor que queramos, junto con el jugo que va generando el asado y volvemos a introducir el cochinillo en el horno media hora más.

Hasta 3 kg. el cochinillo deberá permanecer en el horno 1 hora y media, por debajo de ese peso, el tiempo de asado será menor. No hay que olvidarse de introducir una taza con agua para generar humedad en el interior del horno pero sin que el agua entre en contacto con el cochinillo.

Una vez que esté dorada la piel se echa por encima la salsa de mandarina picante y dejamos en la salsera el resto para servir al gusto. El alcohol del licor se evapora durante el asado, pero el sabor que queda le da un toque totalmente diferente al cochinillo que a buen seguro sorprenderá a tu acompañante.

Estos son solo dos ejemplos de recetas de cochinillo para chuparse los dedos este San Valentín, pero si tienes un poco de imaginación, es un plato que combina muy bien con todo tipo de ingredientes. Además, como también puedes adquirir el cochinillo preasado, cuando lo vayas a introducir en el horno unos 20 minutos antes de comerlo, puedes también probar con ingredientes tan innovadores como la miel (dos cucharaditas) y unos tomates cherry, por ejemplo. Es una mezcla deliciosa que sin duda reinventa el sabor del cochinillo al que estamos acostumbrados.

Otras ideas podrían ser emplear salsa de coco, un salpicón de verduras con cebolla y puerro o si prefieres frutas, una macedonia con tus frutas preferidas, cochinillo con orégano y limón, confitado y un sinfín de recetas más.

En nuestra tienda encontrarás el cochinillo preasado, si tan solo quieres calentarlo al horno unos minutos antes de consumirlo, o cochinillo fresco si quieres hacerlo desde el principio. Nosotros te ofrecemos el mejor cochinillo del mundo, tú solo tienes que poner en práctica una receta deliciosa para que tú y tu pareja disfrutéis de un San Valentín inolvidable.

0

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de cookies.