21 de julio de 2022

Cochifrito de la abuela: te contamos el secreto para hacer el mejor

El cochifrito de cochinillo es una manera magnífica (y muy segoviana) de preparar este exquisito manjar y que disfrutan mucho los amantes de los fritos, ya que el resultado es crujiente y muy sabroso. También se le denomina cuchifrito y es un plato tradicional de la cocina segoviana que no solo se hace con el cochinillo, sino también con cordero o cabrito.

En este post te vamos a enseñar a preparar un cochifrito de la abuela, el de siempre, el que todos recordamos de pequeños. Una receta sencilla con algunas recomendaciones para que el resultado final sea el esperado, es decir que tus invitados se chupen los dedos y te pregunten cómo lo has preparado para hacerlo ellos en sus casas.

Receta de cochifrito de la abuela

Lo primero que has de saber para preparar un buen cochifrito de la abuela es que necesitarás trocear el cochinillo. Puedes hacerlo tú o un profesional, pero esta sin duda es una de las principales diferencias entre el cochifrito y el cochinillo asado, ya que este último se introduce entero en el horno y el cochifrito se degusta en trozos. Los ingredientes que vas a necesitar para preparar el cochifrito son muy simples: cochinillo troceado, aceite, sal y ajos.

Preparación del cochifrito de cochinillo

El origen del cochifrito viene de los antiguos pastores y su receta originaria únicamente llevaba sal, aceite y una buena materia prima, es decir, la carne que podía ser de cochinillo, cordero o cabrito. 

En la actualidad se le suele añadir ajo, laurel, tomillo y también, si lo deseas, un poco de vino blanco, pero lo más importante para que el resultado final sea realmente exquisito es contar con una carne de la máxima calidad, sabrosa y tierna. 

Ese es el verdadero secreto de esta receta. Si cuentas con un proveedor de cochinillo fiable y que trabaje con un producto autóctono segoviano como nosotros, el éxito del plato está garantizado. Vamos a ver cómo preparar un cochifrito de cochinillo exquisito.

1ª fase: ablandar la carne del cochinillo

Una vez que tenemos el cochinillo troceado, preparamos una sartén con aceite abundante y dejamos que se caliente. La sartén tiene que ser honda para que soporte una gran cantidad de aceite. En caso de no tener una sartén de estas características utilizaremos una cazuela.

Echamos los ajos con piel junto a los trozos del cochinillo prácticamente sumergidos en el aceite, por eso es tan importante que el recipiente sea hondo. Un aspecto a tener en cuenta y muy importante es que el aceite debe estar caliente pero no demasiado, es decir, no debe estar tan caliente como para que notemos que hay burbujas, ya que esto nos indicaría que la carne se está friendo y no es lo que queremos en esta parte del proceso. Lo que queremos es que la carne se vaya ablandando poco a poco, por tanto, durante esta primera fase puede aparecer alguna burbuja pero no de manera continua. Si aparecen muchas bajaremos la temperatura del fuego. 

Puedes salpimentar los trozos de cochinillo antes de echarlos a la sartén y después, mientras se confitan, echar un poco de tomillo hasta que suelte el agua. Este proceso durará unos 30 minutos aproximadamente.

2ª fase: freír los trozos de cochinillo

Una vez transcurrida la media hora hay que retirar los ajos y escurrir el cochinillo. Algunos expertos no echan sal en la primera fase porque provoca que la carne expulse mucha agua y justo ahora es cuando prefieren echar la sal. Puedes probar como te queda mejor para decidir en qué momento echar la sal. 

Para esta segunda parte del proceso utilizamos otra sartén nueva con aceite nuevo abundante, ya que el que acabamos de usar para ablandar la carne ya no nos vale. Ahora sí necesitamos que el aceite esté muy caliente, por lo que introducimos los trozos de cochinillo ya cocinados a fuego fuerte para conseguir una piel dorada y crujiente. Si observamos que aparecen burbujas pequeñas será una buena señal de que el aceite está haciendo bien su trabajo.

Ya solo queda servir y acompañar el cochifrito con una ensalada y un buen vino para degustar este manjar como se merece. Un consejo: si echas un poco más de sal cuando los trozos de cochinillo se hayan convertido en cochifrito, quedará mucho más rico, aunque la gente que tenga problemas de salud y no pueda tomar sal es mejor que no lo haga.

Junto con el cochinillo al horno, el cochifrito es uno de los platos más populares en Segovia y en toda España y ahora puedes disfrutarlo en tu propia casa como más te guste. Nosotros te proporcionamos la mejor materia prima que puedas encontrar, con cochinillos autóctonos y cuidados en el campo. Un producto que ha superado todos los estándares de calidad y con denominación de origen segoviana.

Te invitamos a que visites nuestra tienda online para que elijas entre todo nuestro catálogo. Puedes elegir un cochinillo fresco entero o directamente el cochinillo cortado en trozos para que puedas hacer el cochifrito como desees. Contacta con nosotros para cualquier duda o consulta.

También te puede interesar...

Cómo dejar crujiente la piel del cochinillo
28 de noviembre de 2022
Cómo dejar crujiente la piel del cochinillo
Aunque todavía no ha llegado oficialmente el invierno, las temperaturas han bajado mucho...
Leer más
Receta de cochinillo confitado para estas Navidades
23 de noviembre de 2022
Receta de cochinillo confitado para estas Navidades
Las Navidades están a la vuelta de la esquina y con ellas las...
Leer más
18 de octubre de 2022
Prepara este costillar de cochinillo al horno y sorprende a tus invitados
Un buen costillar de cochinillo al horno es uno de los manjares más...
Leer más