fbpx
Cómo hacer cochinillo al horno en casa con todo su jugo

Cómo hacer cochinillo al horno en casa con todo su jugo

Si estás pensando en hacer un cochinillo al horno en casa estás en el lugar perfecto, porque te vamos a dar las mejores ideas y recomendaciones para sorprender a tus invitados con un plato único y delicioso. 

Como siempre decimos, la materia prima es lo más importante y te animamos a comprar cochinillo segoviano de la mejor calidad en nuestra web para que cualquier receta que quieras hacer duplique su calidad y sabor.

Cómo hacer cochinillo al horno

Fueron los romanos quienes comenzaron a explorar los secretos del cochinillo asado cuando conquistaron España. Era un manjar en aquella época y ha llegado hasta nuestros días sin demasiados cambios respecto a la receta tradicional, aunque admite numerosos ingredientes y maneras de servirlo y acompañarlo.

El cochinillo al horno tiene múltiples denominaciones, como cochinillo segoviano, cochinillo asado o tostón. Aunque se puede degustar en toda España, es en Castilla y León donde la tradición está más arraigada y, sobre todo en Segovia, es donde este plato ha alcanzado las más altas cotas de excelencia gastronómica.

Aunque la manera tradicional de preparar el cochinillo asado en en horno de leña y cazuela de barro, si lo vamos a hacer en casa no todo el mundo cuenta con ese tipo de horno, ni tampoco con cazuelas de barro, por lo que un horno eléctrico también es una opción perfectamente válida si el cochinillo con el que contamos es de la máxima calidad.

El resultado debe ser el mismo que si lo tomas en un restaurante. Debe servirse recién sacado del horno, con la corteza crujiente, jugoso por dentro, con un buen acompañamiento y el mejor vino de la zona. Vamos a ver todos los detalles para preparar el mejor cochinillo al horno en casa.

Receta de cochinillo al horno

Necesitaremos un cochinillo fresco de entre 4 y 5 kg, sal gorda, 25 gramos de manteca de cerdo y, si lo deseas, hierbas aromáticas y especias para sazonar al gusto. Estos son los pasos a seguir:

Paso 1: Antes de introducir el cochinillo en el horno tenemos que precalentarlo a 180°C (356°F) durante al menos 10 minutos.

Paso 2: colocamos el cochinillo sobre una fuente grande o una superficie amplia que nos permita untarlo con la manteca de cerdo y echar por encima la sal gorda. Después cubrimos con papel de aluminio el rabo y las orejas para que no se quemen durante la cocción en el horno.

Paso 3: colocamos en el horno una rejilla sobre la bandeja del horno y encima asentamos el cochinillo de forma que no sobresalga. Sobre la bandeja del horno vertemos un vaso grande de agua, pero debemos estar seguros de que el agua no toca la carne del cochinillo. Este agua se va a convertir al final de la cocción en la salsa mezclada con el jugo que va a soltar el cochinillo.

Paso 4: introducimos el cochinillo en el horno que hemos precalentado previamente. Lo dejamos 90 minutos aproximadamente o hasta que comprobemos que la piel se ha dorado. Luego retiramos la bandeja del horno y giramos el cochinillo por completo para que se haga por la otra zona. Elevamos la temperatura a 200°C y lo dejamos 45 minutos más hasta que la piel del animal adquiera una textura más crujiente. Siempre debe haber agua en la bandeja para mantener unos niveles de humedad mínimos. Echaremos otro vaso de agua si vemos que se ha consumido. 

Paso 5: una vez que comprobemos que la piel está en su punto crujiente y la carne está hecha, ya podemos servirlo, pero siempre con la piel crujiente a la vista para contrastar con la textura grasa de la carne. La salsa la servimos en una salsera aparte para que cada comensal se sirva a su gusto, siempre acompañando con la carne, nunca hay que echarla sobre la piel crujiente. Ya solo queda disfrutarlo y degustar el sabor inconfundible del cochinillo más tradicional hecho en horno de casa.

Algunos consejos para el cochinillo al horno

Cuando adquieras el cochinillo, lo ideal es que esté completamente limpio y abierto por la mitad, desde la cabeza hasta el rabo. De esta forma es más sencillo asarlo. El tamaño ideal para prepararlo en un horno normal de casa es de un máximo de 5 kilos.

Otra recomendación importante es que no se debe utilizar el grill del horno para dorar la piel del cochinillo. Lo mejor es aumentar la temperatura y dejarlo unos minutos más para luego servir y comer nada más sacarlo del horno, sobre todo la cabeza, que es una de las zonas del cochinilla más apreciada y sabrosa.

En nuestra tienda encontrarás cochinillo preasado, si lo que quieres es dejarlo solo media hora en el horno y servir, o también cochinillo fresco para asarlo en el horno de tu casa. Recuerda que todos nuestros productos son de la máxima calidad y 100% segovianos. ¡Buen provecho!

0

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de cookies.