fbpx
Mejores guarniciones para el cochinillo

Mejores guarniciones para el cochinillo

Nunca nos cansaremos de repetir que el cochinillo asado es la estrella de la gastronomía segoviana. Pero una de las grandes cuestiones que se nos plantea a la hora de comprar cochinillo asado es qué tipo de guarnición usaremos para acompañarlo. Y finalmente acabamos por recurrir a lo primero que encontramos por casa que normalmente acaba siendo una ensalada o unas patatas fritas. Pero, ¿no os gustaría probar algo diferente y elaborado para sorprender a vuestros comensales? En el post de hoy vamos a explorar diferentes recetas de guarniciones para sacarle el máximo partido a nuestro cochinillo asados. Unas más modernas y otras más clásicas, pero todas ellas perfectas para preparar en casa y acompañar este delicioso y tradicional plato. 

Patatas duquesas: la perfecta guarnición del cochinillo asado

Algunas de las guarniciones para carne son perfectamente válidas para servirlas acompañando nuestro cochinillo asado. Y en El Cochinillo Segoviano S.L. sabemos que uno de los ingredientes estrella de este tipo de guarniciones son las patatas, por eso hemos querido presentaros esta nueva forma de prepararlas. 

Ingredientes

Que su nombre no os lleve a pensar que requieren de una gran complicación. Es una de las guarniciones más fáciles de elaborar y no requiere de un gran número de ingredientes ni nos llevará demasiado tiempo. Primero descubramos qué vamos a necesitar: 

  • Patata.
  • 20 gr de mantequilla.
  • 1 yema de huevo. 
  • Queso rallado en polvo. 
  • 2 dientes de ajo. 
  • Perejil fresco. 
  • Sal.
  • Pimienta.

Elaboración 

Lo primero que vamos a hacer es poner agua en una olla y cocer la patata hasta que esté completamente cocida. El objetivo es que pueda deshacerse fácilmente con el tenedor así que asegúrate de que esté al punto antes de retirarla del fuego. Reservamos. 

Picamos el perejil y el ajo mientras calentamos la mantequilla en la sartén. Una vez que se haya derretido añadimos el perejil y el ajo y sofreímos. Mientras se termina de hacer hacemos un puré con la patata preferiblemente aplastandolo con un tenedor. 

Finalmente mezclamos el puré de patata con el ajo, el perejil, la yema de huevo y salpimentamos al gusto. Nos aseguramos de integrarlo bien y conseguir una masa homogénea. 

Este paso es el más delicado del proceso, pero no os preocupéis porque es más fácil de lo que parece. Introducimos la masa en una manga pastelera o una bolsa cuya punta hemos cortado. Sobre una bandeja de horno antiadherente o con papel de horno creamos pequeñas montañas haciendo movimientos circulares. Una vez que las tengamos todas espolvoreamos el queso rallado por encima. 

Introducimos la masa al horno y gratinamos a 200º no más de 5 minutos, hasta que el queso se derrita y la masa se tueste por la parte superior. ¡Y ya están listas para servir!

Su textura es muy similar al del cochinillo, suave y crujiente a la vez, lo cual la convierte en una guarnición de cochinillo increíble. 

Berenjenas fritas con miel de caña: guarnición para cochinillo confitado

Un delicioso plato para acompañar el cochinillo confitado. Si sois fans de la combinación de lo dulce con lo salado esta es vuestra receta de guarnición para cochinillos segovianos. Este tipo de guarnición que quizás desconozcas es más habitual en las zonas sur de la península y en las Islas Canarias. Pero combina a la perfección con el cochinillo segoviano porque le va a dar un sabor muy diferente a vuestro cochinillo. Con ellas conseguirás una explosión de sabores. ¡Vamos a conocer más sobre esta receta!

Ingredientes

  • Berenjenas.
  • Harina.
  • Miel de caña.
  • Aceite de oliva virgen extra. 
  • Sal. 

Elaboración

Su elaboración es muy sencilla. En primer lugar cortaremos la berenjena al gusto, ya sea en palitos imitando la forma de las patatas fritas, o en rodajas; lo dejamos a vuestra elección. La sumergimos en un cuenco con agua y sal y esperamos 15 minutos.

Secamos la berenjena y la enharinamos mientras el aceite se calienta. Una vez que el aceite esté al punto justo freímos la berenjena. Al retirarla le quitamos el aceite sobrante con papel de cocina. 

Una vez que tenemos toda la berenjena lista la ponemos en una bandeja y la decoramos con pequeños hilos de miel de caña. Servimos acompañando el cochinillo asado. 

¡Y a disfrutad! 

Estas son solo dos posibilidades de guarniciones para cochinillo asado, pero tu imaginación es el límite. En El Cochinillo Segoviano S.L. ponemos a vuestra disposición una gran variedad de piezas de cochinillo asado y sin asar para que lo preparéis de vuestra forma favorita. Seguiremos compartiendo con vosotros propuestas innovadoras para que probéis con nuestro cochinillo segoviano. 

0

Utilizamos cookies propias y de terceros para obtener datos estadísticos de la navegación de nuestros usuarios y mejorar nuestros servicios. Si acepta o continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de cookies.